“El Tumbapovilsmo, en la Historia del Servicio Exterior”.

La palabra “Tumbapolvismo” si bien no es una terminología aprobada por la RAE, dado que son lunfardos que se han ido adquiriendo por la población dominicana, para definir al que por sus méritos no logra escalar. Tal es el caso que históricamente en la Republica Dominicana, parte de los directivos o encargados de misiones diplomáticas no reúnen ningún tipo de preparación en la rama diplomática, tal es el caso que gozamos de un servicio exterior en cantidad de representantes, mayor que cualquier otra potencia mundial, donde además desconocen el uso correcto de la Diplomacia.

Esa historia, nos hace retraer un poco al pasado, donde podemos visualizar al gran diplomático “Otto Von Bismarck, si bien inspiró sus capacidades en el desarrollo de sus funciones en los cargos que representó a Prusia, sin embargo todo este crecimiento Bismarck, no lo logró por sus propios méritos sino por tener la gran amistad con Leopold Von Gerlach , este ultimo mencionado era el gran edecán militar del Rey de Prusia, donde el mismo Bismarck reconoce que toda su carrera se la debía a este gran edecán razón por lo cual pudo escalar debido a algunos favores no mencionados en sus memorias que este le hiciere al mismo.

En el caso de la nación dominicana, podemos observar que dicho prestigio, suele convertirse en un exilio dorado para muchos, donde por la posición que devengan los hace acéfalos de la gran cantidad de personas que representan en sus misiones, tal es el caso que en esas demarcaciones existen funcionarios diplomáticos que la población migrante en esos países ni siquiera conoce después de años representando el país en esos lugares.

Por lo que al asociar la historia de Bismarck, aclarando que no es el mismo contexto, si visualizamos que se le cierra la brecha a cualquier ciudadano Dominicano, que cuente con una capacidad determinada para ejercer y o representar el país en la demarcación que reside, esto deja claro que estos puestos están y estarán reservados a los que en algún momento hicieron algún favor al príncipe de turno, para así pues poder llegar al tan anhelado exilio dorado el cual se ha ganado gracias a los pasos a seguir de las anécdotas de Bismarck.

Por lo que deja claro que el Tumbapovilsmo, es la receta más aplicable al que quiere tener una trayectoria en la diplomacia como la de Otto Von Bismarck……….

Continuara….

Por: Junior Pérez





X