El Artista Diógenes Jalaff y su trayectoria musical

Barcelona España:

A partir de los tres años, cantar cada vez que visitaba la tienda le permitió al cartagenero Diógenes Jalaff descubrir su pasión y recibir a cambio un helado.  Al cumplir los 10 se trasladó a Barranquilla donde se afincó, junto a su familia, en el barrio Paraíso. Estando allí conoció a muchos músicos. Esto debido a que su padre fue representante de ventas en algunas partes del Caribe, trayendo las últimas canciones de artistas. A los 13 años, Jalaff tuvo la oportunidad de conocer, en la Arenosa, al cantante Carlos Malo, a quien le propuso ser su corista. Esto le abrió camino para empezar a mostrar su talento ante  un público.  Luego de este suceso, relata que, en él surgió el deseo de ser voz líder. Así que dejó de ser corista y le cedió su lugar a su hermano David Jalaff. 

Entrevista al maestro Diogenes Jalaff desde latina 809 esto fue lo que Diojo de Ozuna y su musica

“Mi hermano aceptó y hoy día sigue siendo corista. Él estuvo con Carlos Malo cuando salió El confidente peregrino y La sirena, entre otros temas. En ese tiempo, cuando yo tenía 17 años, David se volvió famoso. Frente a esto mi papá me empezó a preguntar que ¿qué iba a hacer con mi vida?, que no sentaba cabeza, y me hizo reflexionar en que ni siquiera había cursado una carrera profesional”. Las palabras de su padre sumadas con la realidad que vivía, le permitió retornar a su tierra natal e iniciar estudios como oficial mercante. Después ingresó a una empresa donde pudo mostrar lo que sabía de cuna: cantar.“Cuando mis compañeros escucharon mi interpretación de los vallenatos de Diomedes Díaz y Adaníes Díaz, me dijeron que ¿qué hacía ahí?, que estaba perdiendo el tiempo y que mejor le cediera mi puesto a alguien más”. Menciona que desde sus inicios supo que cantaría vallenato y, aunque en algún momento sintió que su estilo no estaba definido, en su camino encontró a Rubén Lanao, quien le aseguró que su voz se asemejaba a la del artista Adaníes. A sus 22 años, estando en Valledupar, contactó a Fabio Zuleta, a quien se le presentó como integrante de Sony Music, recurriendo a “una mentira piadosa”. En ese instante le explicó quién era en realidad y le expresó su deseo de conformar un dúo junto a su hijo Iván Zuleta. De esa unión logró hacer diversas presentaciones en la capital del Atlántico, alcanzando éxito en su carrera como artista. “Al morir Juancho Rois, Diomedes llamó a Iván y de inmediato me quedé sin acordeonero. Luego de este suceso vino el ‘Coco’ y continué con mis seguidores. Después me separé de él porque me comentó que se iría para Bogotá a estudiar y encontré una nueva fórmula en San Juan del Cesar, Mauro mendoza. Le presentamos la propuesta a Sonolux y junto a él grabé mi primer trabajo discográfico. Desde ahí fuimos llamados como conjunto revelación y llegamos a Valledupar a cantar, invitados por la Cacica”. Rememora que en ese momento el público aclamó al unísono un canto más. Ante esto interpretó la canción Marianita, con la que obtuvo una buena reacción del público.  A partir de este suceso decidió, en el siguiente trabajo discográfico, hacerles un homenaje a Héctor Zuleta y Adaníes Díaz. De modo que grabaron Bendita duda, Estrella fugaz, Juana y Marianita. En este punto, justo a los 28 años, realizó giras en Venezuela, Estados Unidos y algunos países en Europa. También grabó temas como El Vidón y El Garrafón, escritos por Iván Betancourt y William Borjas. Lo reciente. Diógenes asegura que en la actualidad tiene guardado su último álbum titulado Pase lo que pase. De este manifiesta que recopiló una lista de 15 canciones, dentro de las cuales figuran temas como Ni fío ni presto, Pase lo que pase, La bola e’ candela, Parrandero de tiempo completo más dos temas de su autoría, Me vas a reemplazar y No puedo olvidarte, entre otros. 





X