Para ir a practicar deporte no está permitido desplazarse en coche

Quien vaya a pasear puede ir luego a comprar o salir con un menor de 14

Medidas de alivio que saben a gloria tras seis semanas encerrados en casa. Permisos para pasear que en otro tiempo nada lejano (sólo seis semanas) les hubieran parecido un triste broma, pero que hoy se esperan con expectación. Pero hay dudas sobre cómo hacerlo para no contagiar, para que no te contagien, para que no le pongan una multa, si puede pasear solo o puede salir a correr en compañía de su pareja y, sobre todo, a qué horas. ¿Excluye esas salidas las que el estado de alarma permitía como ir a comprar? Dudas que una orden publicada en el Boletín Oficial del Estado ayer intenta despejar. Pero una cosa hay que dejar clara, que el hecho de tener unas franjas para pasear o hacer deporte no excluye las otras salidas permitidas, como acompañar a un menor en su paseo diario, ir a comprar o a la peluquería (si tiene cita previa desde el lunes).

¿Puedo ir a correr con mi hija de 18 años?

Empecemos primero por explicar quién puede salir a hacer deporte: cualquier persona de entre 14 y 69 años, siempre que no tenga fiebre o esté en cuarentena. Puede hacerlo en dos franjas horarias, de mañana y tarde, pero sólo una vez al día: desde las 6 hasta las 10 de la mañana o bien desde las ocho de la tarde a las once de la noche. Puede practicar el deporte que quiera siempre que lo haga en solitario, manteniendo las distancias sociales. Puede correr, montar en bici o montar en el skate, pero solo. No le puede acompañar nadie, ni siquiera un conviviente para evitar cualquier tipo de aglomeración. No hay límite de tiempo para hacer deporte dentro de las franjas establecidas, ni tampoco de distancias. Eso, sí, no se puede salir del límite del municipio, ni desplazarse en transporte público u otro vehículo de motor a un lugar para hacer deporte (sí en bicicleta). Y, por supuesto, al aire libre y en los espacios públicos habilitados por los ayuntamientos.

¿Cuándo podremos empezar a viajar… de verdad?

Si no hay contratiempos, tendremos que esperar hasta finales de junio. El Covid-19 cambiará nuestros viajes y nuestros planes de Vacaciones

Nos quedamos sin viajar en Semana Santa y en el puente de mayo por culpa del coronavirus (seguramente ahora estaríamos disfrutando de una escapada primaveral), pero no nos resistimos a soñar con las vacaciones de verano. Cuando empezamos a ver una tenue luz al final del túnel, las ganas de hacer planes de futuro no se han hecho esperar; sin embargo, la ilusión topa con la incertidumbre.

El anuncio del plan de desescalada del Gobierno, basado en cuatro fases de dos semanas y por provincias, ha provocado algunas confusiones y muchos interrogantes en la opinión pública sobre cuándo podremos quedar con amigos o visitar a familiares o en qué momento será posible ir al monte, a la playa o salir a cenar. Pero la gran pregunta es ¿cuándo podremos empezar a viajar? ¿podremos hacerlo en verano? La respuesta a este último interrogante es -por el momento- sí.

¿Has perdido olfato o gusto? Los científicos te buscan
«Para que la ciencia pueda avanzar es necesario disponer de datos de la población», señala una de las investigadoras involucradas en el proyecto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *