La UE acuerda desbloquear las ayudas de medio billón de euros contra la crisis

os de Finanzas de la UE demostraron de nuevo que los avances solo llegan con la presión. Los Veintisiete lograron por fin aprobar un paquete de préstamos de más de medio billón de euros para luchar contra la pandemia después de que España e Italia lograran que el acceso a los préstamos del fondo de rescate europeo no esté condicionado a ningún programa de ajustes o reformas, como querían los Países Bajos. Los titulares de Finanzas de la UE pactaron dejar a los jefes de Estado y de Gobierno ahondar en la creación de un fondo para la recuperación económica.

Alemania y Francia presionaron antes de la reunión a los Países Bajos para que levantaran el bloqueo al acuerdo que permita dotar a Europa de un paquete de medidas de más de medio billón de euros para afrontar la pandemia. Los contactos bilaterales, en especial con La Haya y Roma, retrasaron el Eurogrupo virtual, en el que participaban los Veintisiete. “Estamos muy cerca del acuerdo. Y todavía creo que esta vez estaremos a la altura”, dijo el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno. El portugués se aseguró a tenerlo todo bien atado antes de volver a convocar a los ministros. Y lo hizo a las 21.30, cuando ya había asegurado el apoyo de Francia, Alemania, España, Italia y los Países Bajos al nuevo borrador.

o de la madrugada del miércoles, Francia y Alemania tomaron las riendas de las negociaciones para alcanzar un acuerdo. En varias capitales cundía la urgencia del pacto y de dejar atrás los broncos debates de los últimos días y apuntaban como responsable a los Países Bajos, que insistían en condicionar a reformas y ajustes las líneas de liquidez contra la pandemia. Italia y España, entre otros Estados, se oponían a esa posibilidad. “No hay pasajeros de primera”, recordó Mário Centeno. Pese a que estaba previsto que empezara a las cinco de la tarde, la reunión de ministros no había comenzado ni siquiera al comienzo de la noche.

Fuentes diplomáticas confirmaron que, tras el fiasco de la madrugada del miércoles, el vicecanciller alemán, Olaf Scholz, y el ministro francés, Bruno Le Maire, llamaron a varios de sus homólogos para allanar el terreno a un acuerdo. La canciller alemana, Angela Merkel, explicó que había hablado con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, con quien compartía diagnóstico. “Hay una necesidad urgente de solidaridad”, sostuvo Merkel. Desde el Elíseo, a su vez, salía un mensaje hacia La Haya: el bloqueo era “contraproducente, incomprensible y no podía durar”, según trasladó a la agencia France Presse. “Un fracaso es impensable”, añadió Le Maire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *