Más de 100 muertos tras fuerte explosión en Beirut, capital de Líbano

Con la explosión, que ha tenido lugar en el puerto, se ha sentido en toda la ciudad

AGENCIAS Y REDACCIÓN, BEIRUT 04/08/2020 18:09 | Actualizado a 05/08/2020 00:02

Una fuerte explosión sacudió la capital libanesa este martes,

Causando enormes daños en toda la ciudad. Hasta ahora más de 100 personas perdieron la vida y miles resultaron heridas, según la Cruz Roja libanesa. El primer ministro libanés, Hassan Diab, citó a 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio que se encontraban almacenadas sin medidas preventivas como la causa probable de la explosión.

Una brutal explosión en una zona donde se almacenaba material altamente explosivo en el puerto de Beirut sacudió este martes la capital libanesa. Un material peligroso que llevaba “confiscado” desde 2014. Según el último balance dado por e Ministerio de Salud libanés, la deflagración causó al menos 78 muertos y unos 4.000 heridos de diversa consideración, además de “muchos desaparecidos” e incalculables desperfectos por toda la ciudad.

El Consejo Supremo de Defensa del Líbano calificó a la capital de “ciudad siniestrada”, recomendó al Gobierno que este miércoles declare el estado de emergencia y anunció “el máximo castigo para los responsables” El presidente del Libano, Michel Aoun, especificó que el estado de emergencia debería ser declarado “durante dos semanas”.

El primer ministro libanés, Hassan Diab, prometió en un discurso televisado que esta “enorme catástrofe no habrá pasado sin que haya responsables” y dijo que éstos “pagarán un precio” por la explosión en un depósito con nitrato de amonio que llevaba almacenado en el puerto “desde 2014”. Diab hizo un llamamiento “a todos los países amigos y hermanos para que apoyen y ayuden al Líbano”.

La explosión, que generó una enorme onda expansiva, se pudo sentir en toda la capital desde varios kilómetros de distancia. Reuters señaló que el estallido se oyó en Chipre, a unos 160 kilómetros de distancia del lugar de la explosión. Los efectos de la deflagración fueron devastadores rompiendo cristales de edificios y el desprendimiento de balcones de algunos inmuebles.

Entre los heridos graves están algunos de los tripulantes de un barco de la ONU que estaba amarrado en el puerto y resultó “tocado” por los cascotes, según informó la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para la ONU (Finul) a AFP. Ninguno de los cascos azules que forman parte de esta misión resultó herido. También resultó dañada la embajada de Alemania donde varios de sus funcionarios resultaron heridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *